Buy tickets online to our events

LA RIOJA MADRID / MOSTOLES SEVILLA
menu

NOTICIA

News 16/08/2021

González y Abud campeones del Future Paraguay

Los paraguayos Diego González y Martín Abud sellaron su retorno soñado como pareja tras consagrarse campeones del Future 500 de Paraguay, venciendo en la final a los argentinos Relis Ferreyra y Fabricio Peiron por 6/3 3/6 6/4.  Paraguay tuvo su segunda cita de la temporada en categoría Future que repartió 5.000 dólares en premios y 100 puntos para el ranking APT Padel Tour en un fin de semana que quedará marcado como el certamen que inauguró las pistas del bellísimo club Black Padel en Misiones.  En lo estrictamente deportivo, la final se vio catapultada por una infinidad de quiebres que dieron muestras de la irregularidad del partido. Once fueron las rupturas en las tres mangas, dadas las condiciones de la pista que favorecían los buenos trabajos defensivos y ponían de manifiesto las dificultades para generar desequilibrio desde la zona ofensiva. En el comienzo del encuentro pegaron de entrada los dueños de casa González y Abud, que a lo largo de la semana fueron encontrando las buenas sensaciones que habían tenido como pareja a comienzos de temporada.  Cuatro errores no forzados de unos apresurados Ferreyra y Peiron al servicio en el primer juego les dio una rápida ventaja a los paraguayos que la estirarían con un nuevo break en el tercer juego para sellar un rápido 4/0 en el marcador. Los argentinos parecían reaccionar quebrando en el sexto pero la acumulación de errores no forzados en busca de tiros ganadores en las primeras bolas los condenaron a ceder nuevamente el servicio en el noveno y el set (6/3). En el segundo acto, los argentinos con un Peiron más centrado en el partido y captando más volumen de juego en base a un sólido trabajo de ida y vuelta lograron marcar tempranas diferencias. Quiebres en el primer y séptimo juego les dieron una ventaja de 5/2 que no aprovecharían con su servicio pero si al siguiente juego al resto para forzar un tercer set (6/3).  El set definitivo estuvo marcado por la paridad desde el comienzo y no fue hasta el noveno juego cuando la balanza se inclinó hacia los locales. Un paciente trabajo defensivo de González y Abud, con buena calidad de globos y mostrándose certeros cuando avanzaron a la zona ofensiva, les dio el quiebre que confirmarían con contundencia para alzar el título en su tierra.